En ITA consideramos que la familia juega un papel importantísimo en todo el proceso de recuperación del paciente, por este motivo, trabajamos con los miembros de la unidad familiar desde el principio para que puedan ejercer un papel de refuerzo en el proceso terapéutico que permita al paciente evolucionar positivamente y avanzar hacia la consecución de su autonomía personal.

Trabajamos con la familia a través de tres tipos de intervención terapéutica: Intervención Familiar Psicoeducativa, Grupo Multifamiliar y Terapia familiar.